El 'stock' se ha absorbido casi por completo en algunas regiones españolas por el despertar de la demanda, lo que ha llevado a Caixa Catalunya a incrementar entre un 3% y un 5% el precio de algunas de sus promociones de vivienda nueva en aquellos lugares donde la sobreoferta es ya casi inexistente, según ha declarado el director de la división inmobiliaria de la entidad, Eduard Mendiluce.