El gobierno de México ha adjudicado a la filial mexicana de CAF un contrato para el suministro de trenes por un importe de 100 millones de euros. En estos momentos, los títulos de la compañía de ferrocarriles operan con una caída del 1,06% hasta los 279 euros en un mercado alcista.