El Bundesbank alemán consideró que el crecimiento económico en Alemania fue "palpable" en el tercer trimestre del año debido al impulso de la demanda interna. En su boletín de octubre, publicado hoy, el Bundesbank dijo que la tasa de crecimiento económico entre julio y septiembre fue superior a la del primer semestre del año, ya que el consumo privado "se revitalizó sensiblemente por el considerable incremento de las ventas de automóviles". Además, el banco explicó que "se prevé no sólo la continuación de la tendencia alcista de la demanda de equipamiento, sino también un aumento de la inversión en construcción". El sector de construcción creció en agosto un 2% en comparación con el mes anterior, "influido probablemente por el retraso de las vacaciones". El Bundesbank afirmó que el crecimiento económico en Alemania se ralentizó en los seis primeros meses por el efecto del incremento del Impuesto del Valor Añadido (IVA), que subió en enero del 16 al 19%, y por el descenso en la construcción de viviendas.