Bastantes indicadores sugieren la probabilidad de estar efectuando un techo relativo importante en el bund.

Así, divergencias bajistas semanales se unen a “sobrecompra” y puntos de inflexión. Además el cierre de la semana pasada en forma de “estrella” tras dejarse terreno desde los máximos (máximos históricos ligeramente por encima de los realizados en septiembre), intuye este escenario de techo. Desde 2006 los techos relativos que se han venido formando en el BUND han dado lugar a subidas adicionales en el Eurostoxx de al menos el 15% en los siguientes meses.

Recomendación: VENDER.