La Comisión Europea ha pedido información a Atenas sobre la supuesta implicación de Goldman Sachs en operaciones destinadas a ocultar la amplitud de la deuda griega mediante el uso de swaps de divisas, tal y como apuntan las informaciones publicadas este fin de semana por diversos diarios.
Amadeu Altafaj, portavoz del comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, aseguró este lunes que la Agencia Estadística Europea, Eurostat, no estaba al corriente de estas transacciones pero que está siguiendo las informaciones sobre este asunto y ha pedido a las autoridades griegas explicaciones antes de finales de este mes de febrero.

"Eurostat no estaba al corriente de esas transacciones", dijo Altafaj, quien recordó que en 2008 se abrió un procedimiento por déficit excesivo contra Grecia pero que en ese momento Eurostat "no recibió ninguna información relativa a tales transaccione".

Según 'The New York Times' Grecia burló los límites de endeudamiento de la eurozona gracias a la ayuda de bancos como Goldman Sachs o JP Morgan. El rotativo recuerda que la táctica ya había funcionado con anterioridad en 2001, justo después de que Grecia fuera admitida en la Unión Monetaria.

Entonces la entidad ayudó al Ejecutivo griego a recibir financiación por importe de miles de millones sin ceñirse a los límites impuestos por Bruselas con la argucia de tratar el acuerdo como una negociación de divisas en vez de un préstamo, lo que ayudó a Atenas a cumplir con los límites de déficit mientras mantenía su nivel de gasto.