La Unión Europea ha reclamado a Estados Unidos que acelere la introducción de nuevos requisitos para reforzar el capital de los bancos y endurezca sus restricciones a los bonus de los directivos financieros con el objetivo de evitar que las entidades norteamericanas tengan ventajas indebidas sobre los bancos europeos.
"El principio de igualdad de condiciones debe ser una realidad, no un eslogan vacío", resalta el comisario de Servicios Financieros, Michel Barnier, en una carta remitida el pasado 27 de mayo al secretario del Tesoro estadounidense, Tim Geithner. Barnier tiene previsto reunirse con Geithner este jueves en Washington.

En materia de remuneraciones de los banqueros, el Ejecutivo comunitario ha recordado que de momento sólo la UE ha introducido normas jurídicamente vinculantes para controlar los bonus. Bruselas considera que la intención de EEUU de optar por medidas voluntarias deja demasiado margen de maniobra a los bancos y les permite esquivar los acuerdos del G-20 en Pittsburgh para limitar las primas.