La Comisión Europea (CE) ha abierto una investigación en profundidad sobre los planes de Francia de conceder una ayuda de 96 millones de euros al grupo automovilístico Peugeot Citroën para el desarrollo de un coche híbrido diesel. En un comunicado, el Ejecutivo comunitario ha recalcado que "apoya totalmente" la fabricación de vehículos menos contaminantes, pero considera que en este caso el proyecto quizás podría llevarse a cabo sin los subsidios estatales.