La Comisión Europea autorizó hoy la adquisición de control conjunto de la empresa química canadiense NOVA por parte de la empresa de inversión IPC, basada en Emiratos Árabes Unidos, y la compañía petrolífera austriaca OMV. El Ejecutivo comunitario constató que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario. NOVA produce etileno, polietileno y coproductos químicos y energéticos y polímeros a base de estireno.