El presidente de Repsol YPF, Antoni Brufau, aseguró el pasado viernes que no puede vaticinar hasta donde escalará el precio del petróleo, aunque evidenció que hoy existe una prima de atractivo y un componente de especulación, si bien matizó que no puede cuantificar su impacto en relación al precio actual. Brufau evitó hacer pronósticos, pero aseguró que no cree que el precio del barril de petróleo alcance este año los 200 dólares. "Si esto ocurriera hay que decir que no sería bueno para nadie", aseveró, antes de participar como ponente en las jornadas del Círculo de Economía. En su opinión, en un sector como el petróleo están los básicos, que no se mueven tanto por temas financieros sino por temas sustanciales. "Hay que ver cómo se mueve la oferta y la demanda y cuáles son las fuerzas que se cruzan", matizó.