La dirección de British Airways (BA) y Unite, el sindicato mayoritario de los tripulantes de cabina (TCP), reanudaron hoy las conversaciones en un intento de última hora para evitar que los 12.000 trabajadores de este colectivo secunden la huelga a la que están llamados este fin de semana.