British Airways (BA) transportó 2,28 millones de pasajeros en marzo, lo que representa una caída del 14,6% frente al mismo mes de 2009, a causa de la huelga de tripulantes de cabina (TCP) convocada por Unite, que afectó tanto al tráfico como a la capacidad de la aerolínea, que se vio obligada a reducir en un 13,7% su capacidad, la mitad debido a los paros.
En un comunicado, la aerolínea británica, que ultima su fusión con Iberia, cifró el impacto total de la huelga de los TCP en el mes en entre 40 y 45 millones de libras esterlinas (entre 45 y 51 millones de euros).

Durante los siete días que duraron los paros, BA operó el 79% de los vuelos de larga distancia y el 58% de los de corto y medio radio. En la segunda tanda --del 27 al 31 de marzo-- se registraron menos problemas, con una operatividad del 83% en larga distancia y del 67% en corto y medio radio, frente al 78% y el 50% durante los primeros tres días de la huelga, del 20 al 22 del mismo mes.

El tráfico en el segmento de la clase 'premium' disminuyó un 7,2% en marzo, frente al 12,2% registrado en la clase 'turista' durante este periodo, afectados también por el impacto de la huelga.

BA apuntó que, excluyendo el impacto de las dos tandas de paros de los TCP, el volumen de tráfico subyacente confirma "una modesta mejora" año a año de la demanda en clase 'business' y cierta estabilidad en los niveles de tráfico en turista.

La compañía británica registró un descenso del 18,6% de los pasajeros transportados en los vuelos domésticos y europeos, del 3,7% en las rutas a América, del 25,3% en Asia-Pacífico, y del 10,3% a África.

En cuanto al factor de ocupación, se situó en el 74,7% en marzo, lo que supone un aumento de 2 puntos porcentuales con respecto al mismo mes de 2009.

British Airways, que recortó el mes pasado un 13,7% su oferta --asientos por kilómetro ofertados (AKO)--, vio recortados su tráfico medido en ingresos por pasajero y kilómetros, un 11,4%. Por mercados, los vuelos domésticos y europeos y las conexiones a Asia fueron los más afectados, con caídas del 26,6% y del 19%, respectivamente. La carga, medida en kilómetros por tonelada, aumentó un 6,4%, y el factor de ocupación alcanzó el 70,3%, 1,5 puntos porcentuales más.

De abril a marzo de su ejercicio fiscal --que finaliza este mes--, British Airways transportó un total de 31,8 millones de pasajeros, un 3,9% menos que en el mismo periodo del año anterior. El factor de ocupación de la compañía aérea en ese periodo se situó en el 73,5%, 1,4 puntos porcentuales más.