La aerolínea británica British Airways (BA) cifró hoy en entre 15 y 20 millones de libras esterlinas (entre 17 y 22 millones de euros), el impacto económico de la suspensión de vuelos derivada del cierre del espacio aéreo por la nube de ceniza islandesa.