La economía brasileña ya está creciendo a un ritmo anual del 5% tras haber estado en recesión técnica hasta el primer trimestre de este año y puede terminar 2009 con una expansión del 1%, afirmó hoy el ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega. "Brasil estaba fuerte cuando entró en la crisis porque tenía una economía que venía creciendo con dinamismo", agregó Mantega, tras recordar que la economía brasileña apenas registró contracción en dos trimestres (el último del año pasado y el primero de este año). De acuerdo con el ministro, tras haber crecido un 1,9% en el segundo trimestre en relación con el primero, la expansión en el tercer trimestre de este año debe ubicarse en entre un 8% y un 10%.