El fondo que BP fijó para compensar los daños por el vertido del Golfo de México está empezando a reducirse tras haber desembolsado cerca de 4.000 millones de dólares, informa hoy el Sunday Telegraph.

Ken Feinberg, abogado al cargo de dicho fondo, ha procesado ya el 80% de las reclamaciones de aquellos que tuvieron pérdidas económicas por culpa del desastre natural.

BP estima que el coste total para cerrar el vertido, limpiar los daños y compensar a las víctimas será superior a los 41.000 millones de dólares, multas incluidas.

“No espero nuevas reclamaciones llegados a este punto”, ha reconocido Feinberg. En una entrevista concedida el pasado mes de abril a Reuters, Feinberg añadía que “el fondo trabaja como habíamos planeado”, pese a las quejas de algunos miembros locales y otros abogados aludiendo a la escasa rapidez en los pagos.