British Petroleum (BP) ganó 12.283 millones de dólares (8.261 millones de euros) en los nueve primeros meses del año, casi la mitad que en el mismo periodo del ejercicio precedente, debido a un descenso de los precios del crudo. No obstante, la compañía superó las previsiones de los analistas gracias a los efectos de su programa de recorte de costes, aunque la cifra de negocio de actividades operativas alcanzó los 20.400 millones de dólares, un 37,2% menos que en el mismo periodo del ejercicio precedente.