BP ha obtenido un beneficio atribuido de 1.277 millones de euros en el tercer trimestre, un 66,5% menos que un año antes, debido a que el derrame de crudo en el Golfo de México golpeó duramente sus cuentas.
La ganancia de 1.277 millones de euros en el tercer trimestre por parte de BP representa un detrimento del 66,5% con respecto al resultado de hace un año, aunque supone significativa mejoría respecto a las pérdidas de 12.271 millones de euros del segundo trimestre por los costes del vertido de crudo en el Golfo de México.

En concreto, la multinacional precisó que entre julio y septiembre asumió una carga extraordinaria de 7.700 millones de dólares (5.509 millones de euros) en relación con dicha catástrofe medioambiental, lo que eleva la factura total del vertido hasta 39.900 millones de dólares (28.546 millones de euros).

BP elevó su estimación del coste total del derrame de petróleo en el Golfo de México a 40.000 millones de dólares, lo que golpeó sus resultados, aunque las ganancias subyacentes de la compañía superaron las previsiones gracias a mayores márgenes de refinación y a menores tasas impositivas.