El presidente del grupo Santander, Emilio Botín, se concentrará a partir de ahora en la compra de nuevos bancos en Estados Unidos y Asia tras la adquisición del grupo holandés ABN Amro, que se completará hoy con la liquidación de su oferta, informa el diario "Financial Times". Precisamente, el Santander podrá hacerse con la totalidad de las acciones del estadounidense Sovereign Bancorp desde mediados del próximo año hasta el 2011 después de entrar en el mercado de Estados Unidos con la compra del 19,8% de ese banco en el 2005.
Botín dijo este verano que su grupo desechó varias compras en Europa del Este y Asia en el 2006, y precisó que sólo se harán cuando creen valor para el accionista, es decir, si permiten mejorar el beneficio por acción y si el retorno de las inversiones supera el coste de capital en un máximo de tres años. Según expertos financieros consultados por el periódico británico, Botín, a sus 74 años, es un "hombre con prisa". Se espera que Ana Patria Botín, presidenta de Banesto, filial del Santander, suceda a su padre como presidenta del grupo cuando éste se retire. No obstante, Emilio Botín no ha dado de momento indicios de que tenga planes de retirarse pronto.