Los pesos pesados de la banca suiza, UBS y Credit Suisse, han conseguido algunos avances en la reducción de posiciones de riesgo, pero su exposición sigue siendo elevada, señaló el jueves del Banco Nacional de Suiza, que apuntó que ambas entidades podrían tener hacer más provisiones por pérdidas, hasta 35.000 millones de francos suizos (32.000 millones de dólares). La perspectiva de rentabilidad de los bancos helvéticos sigue siendo desalentadora, indicó el banco central en su informe de estabilidad financiera de 2009, que citó el deterioro de la calidad crediticia en Suiza y en el extranjero, así como las inciertas perspectivas económicas.