El fabricante alemán de automóviles BMW alcanzó unas ventas en todo el mundo de 485.155 unidades durante los cuatro primeros meses del presente ejercicio, lo que se traduce en un incremento del 7,5% en comparación con los datos del mismo periodo de 2007, según ha informado hoy la filial española de la empresa en un comunicado. Estas cifras permitieron a la compañía confirmar sus previsiones de ventas para el conjunto del ejercicio, en las que se recoge el objetivo de lograr cifras récord de matriculaciones en todo el mundo, a pesar de la caída que está experimentando el mercado automovilístico europeo.