BME y Endesa ha bajado su puntuación en los indicadores técnicos. Los títulos de Endesa pasan del aprobados al suspenso mientras que los de BME pierden casi tres puntos pasando de fase de rebote a bajista. Lingotes Especiales es la única que sube de puntuación, eso sí,  hasta los 2,5 puntos.

Tres compañías han cambiado de fase de ciclo en bolsa en esta última jornada de la semana. BME, Endesa y Lingotes. Aunque no todas en la misma medida. El mes de septiembre no ha sentado nada bien a ninguna de estas compañía que han perdido a razón de un 4%, en el caso de BME y Endesa,  y que se amplía hasta el 11% en el caso de Lingotes.

Y sin embargo, la pérdida de puntuación no es equivalente al comportamiento que han tenido ambos valores en bolsa:

BME

Ha bajado su puntuación hasta 1 desde los 4 puntos anteriores pasando de fase de rebote a bajista. La penalización que acumula el título en lo que llevamos de año, en torno a un 28%, le deja en una situación técnica complicada con una tendencia que, en el medio y largo plazo, es bajista. El momento también es negativo mientras que una volatilidad decreciente es el único factor que podría hacer pensar en un rebote en el valor.

Endesa

En el caso de la energética, sus títulos pasan de consolidación a fase de rebote con una puntuación que pasa de 5 a 4 puntos. El valor, que mantiene intacta su tendencia alcista a largo plazo, en el medio plazo sigue siendo bajista con un momento y volumen que no apoyan a seguir viendo subidas en el valor.  Al igual que Endesa, la volatilidad es decreciente, lo que anima a pensar en posibles alzas del valor.

Lingotes Especiales

El caso de Lingotes es diferente pues es el único que incrementa su puntuación - pasando de 1,5 a 2,5, eso sí – apoyado en la fuerte subida que ha experimentado el título en lo que llevamos de año: en torno a un 10%.  

Sus títulos pasan de fase bajista a rebote a pesar de que la tendencia, tanto en el medio como en el largo plazo, es bajista con un momento total que es negativo y con el volumen, tanto a medio como a largo plazo, como único factor que es creciente en todos los plazos.