La firma estadounidense de gestión de inversiones BlackRock obtuvo un beneficio neto atribuible de 423 millones de dólares (317 millones de euros) en el primer trimestre de 2010, lo que supone un 404% más que los 84 millones de dólares (63 millones de euros) que ganó en los tres primeros meses de 2010.  La cifra de negocio de la firma estadounidense alcanzó en el primer trimestre del año los 1.995 millones de dólares (1.497 millones de euros), lo que supone más del doble en comparación con los 987 millones de dólares (740 millones de euros) que ingresó en el mismo periodo del ejercicio anterior.