En un discurso sobre cómo deberían los responsables de políticas monetarias afinar las estrategias de salida de las medidas de estímulo, Lorenzo Bini Smaghi, miembro del consejo ejecutivo del BCE, dijo que el banco central no puede esperar a que la inflación se materialice, sino que tiene que adelantarse a ella. Para garantizar que los precios de consumo se mantienen bajo control, Bini Smaghi advirtió que habría que subir los tipos si se retrasa la retirada de los recortes de impuestos y el gasto adicional de los gobiernos.