Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, llevará a cabo la recompra de obligaciones subordinadas por un importe nominal de 279,7 millones de euros y, además, no pagará diviendo.

El consejo del Banco Financiero y de Ahorros (BFA) aprobó ayer los resultados de la entidad correspondientes a 2011 y aceptó la recomprar obligaciones subordinadas por un importe nominal de 279,7 millones de euros, mientras que el importe efectivo ha sido por un total de 182,9 millones.

Las obligaciones pertenecen a ocho series con un nominal en circulación de 1.358 millones de euros y a precios de recompra de entre el 55% y el 86%. Además del precio de recompra, BFA satisfará también los intereses devengados hasta el día inmediatamente anterior a la fecha de liquidación de la oferta, prevista para el próximo 30 de marzo, dijo BFA en un comunicado a la CNMV.

Además, el consejo de BFA decidió que este año no repartirá dividendos entre sus siete socios: Bancaja, Caja Madrid, Caja Canarias, Caixa Laietana, Caja Ávila, Caja Segovia y Caja La Rioja. La decisión implica que estas cajas de ahorros no recibirán ni un euro para el funcionamiento de sus respectivas obras sociales. Las reservas de la entidad no superan los 20 millones y que las necesidades presupuestarias de la entidad rozan los 40 millones, motivo por el cual será necesario recortar muchas de las donaciones que ahora reciben instancias como el Palau de la Música, más de cien ONG o los torneos de pilota valenciana.