Las acciones de Best Buy abre con una importante caída del 4,71% hasta los 45,75 dólares después de que la mayor cadena minorista de Estados Unidos haya anunciado un descenso del 18% en su beneficio neto hasta los 192 millones de euros, frente a los 234 millones del periodo anterior.