El presidente de la Reserva Federal de EEUU, Ben Bernanke, se ha mostrado optimista acerca del futuro económico del país al afirmar que percibe "señales tentativas" de que el brusco declive en la actividad económica se está suavizando. El titular de la Fed justificó su argumento apuntando a recientes indicadores económicos sobre la venta de viviendas y automóviles, la construcción y el gasto de los consumidores.