El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo hoy que el creciente volumen de cese de pagos de hipotecas no es una amenaza grave para la economía de Estados Unidos, pero advirtió de que "haremos todo lo posible para impedir el fraude y los abusos".
En años recientes, numerosas instituciones financieras otorgaron préstamos hipotecarios a personas con escaso respaldo crediticio, y dieron préstamos de refinanciación a más personas que usaron el dinero para gastos de consumo. La recesión del mercado inmobiliario desde hace más de un año ha resultado en una caída del valor de las propiedades -en muchos casos por debajo del monto de la hipoteca- y al mismo tiempo muchos deudores se encuentran con que no pueden pagar la cuota mensual, ni pueden vender la vivienda