El nuevo presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, ha asegurado hoy que encontrará una solución para la deficitaria compañía de bandera Alitalia sin "malvender o nacionalizar de nuevo" a la aerolínea y ha apelado a la "contribución decisiva" de las empresas italianas. "Tenemos que resolver positivamente, contemplando tanto el interés nacional como las reglas del mercado, la crisis de Alitalia sin malvender o nacionalizar de nuevo, sino apelando a la contribución decisiva de la economía y de las empresas italianas que tienen todas las de ganar y nada que perder en un país más moderno y eficiente y en un sistema de transportes adecuado a las necesidades y al rango de nuestra economía", ha asegurado Berlusconi.