Italia está siendo el foco de tensión -y también de incertidumbre- para los inversores de medio mundo. La situación de su deuda pública preocupa, en línea con la periferia europea, algo a lo que el primer ministro, Silvio Berlusconi, no ayuda en exceso.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, logró hoy superar la cuestión de confianza que planteó en la Cámara de Diputados por 316 votos a favor y 301 en contra.

La mayoría la alcanzó Berlusconi tras dos rondas de votaciones, en las que la oposición en bloque su abstuvo en la primera de ellas para participar después en la segunda, que dio la victoria al primer ministro italiano.