Berkeley Energía es una rara avis en el mundo bursátil de nuestro país. En concreto es el cuarto mejor valor que supera la pandemia en el mercado continuo con nada menos que una mejora del 35% en lo que va de año. 

Para José Antonio González, analista de Estrategias de Inversión Berkeley Energía  "Dibuja una estructura de máximos y mínimos crecientes que, respaldada por un incremento significativo por parte del volumen de contratación, logra consolidar por encima de (1) la directriz decreciente de fondo y (2) sus medias móviles de medio y largo plazo. Al más estricto corto plazo, la cotización se frena a la altura de la resistencia de los 0,21 euros, cuya superación habilitaría un cruce al alza por parte de sus medias móviles, actualizando un objetivo alcista en los 0,2644 euros".

“Por su parte- señala José Antonio González- una perforación de los 0,147, que es aproximación a su media móvil de largo plazo, habilitaría un ataque a la directriz que parte de los mínimos anuales que se proyectan a partir de los 0,068 euros por acción”.

Berkeley Energía en gráfico diario con Rango de amplitud medio en porcentaje (ventana central superior), MACD (ventana central inferior) y volumen de contratación (ventana inferior)

Webinarios gratuitos para invertir
El departamento de análisis de Estrategias de Inversión realiza una serie de webinarios gratuitos para conocer las Acciones Españolas, Europeas y de EEUU que más nos gustan, así como un webinario sobre Indicadores técnicos.

La empresa del sector minero sigue inmersa en su proyecto para la construcción de una mina de uranio en Retorcillo, Salamanca, y su puesta en producción, con la presentación de las autorizaciones pertinentes al Consejo de Seguridad Nuclear. Un proyecto que data de 2012 y que de llevarse a efecto se convertiría en la mina más grande a cielo abierto del Viejo Continente en producción de uranio.

Aunque ese no su único objetivo, tras los sondeos iniciados en esa localidad salmantina el pasado año para la búsqueda de litio y cobalto, necesarios en la fabricación de baterías y coches eléctricos en un área de 50 kilómetros cuadrados. E incluso más allá con indicios de poder encontrar “tierras altas”, esos minerales raros tan codiciados para la fabricación de móviles o de componentes militares, en los que China es líder mundial. En España Berkeley Energía posee la mayor licencia para la búsqueda de tungsteno, estaño, pero también de holmio, tulio,disprosio o samario, en un área de 12.000 kilómetros cuadrados. 

Para el analista independiente Antonio Espín en su consultorio para Estrategias de Inversión Berkeley Energía es un valor “interesante, que merece la pena seguir, aunque no aconsejo comprar hasta niveles de 0,14€ frente a los 0,18€.Tras un periodo de mucha caída, de mucho desgaste, reacciona ante la resistencia de 0,20€ con presión inicial compradora”.

Además su bajo precio en bolsa y su escasa capitalización bursátil, de apenas 47 millones de euros invitan a la prudencia en especial por las grandes oscilaciones, ante el escaso volumen circulante del valor en el continuo. Ya saben, Berkeley Energía sólo es apto para inversores ávidos de riesgo que sean capaces de soportar la volatilidad constante y movimientos elevados diarios en el valor. La prudencia en este caso, es un grado.  

Si quiere conocer nuestros análisis y los valores más alcistas del mercado pinche aquí.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí