El subgobernador del Banco de España (BdE), Javier Aríztegui, ha señalado que las entidades financieras que reciban ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) se comprometen a reestructurarse. Aríztegui ha eludido hablar sobre posibles fusiones en el sector.

El subgobernador del Banco de España, Javier Arítegui, apuntó que la expansión que hubo en su momento "quizás haya que revisarla, porque los criterios se han quebrado bruscamente, la red es excesiva", y matizó que habrá que ir "entidad por entidad viendo el control de costes y sus redes para evaluar cuál es la necesidad de revisión".

Respecto a su posible presidencia del FROB, Aríztegui declaró que "es un organismo que todavía no existe; en este momento es una iniciativa del Gobierno español, y eso es un futurible en manos de las autoridades".

"EL SISTEMA NO SE VA A COLAPSAR"

El subgobernador del Banco de España afirmó que en los mercados financieros "lo peor ya ha pasado" y que el sistema financiero "no se va a colapsar". "Estamos viviendo una situación sin precedentes en la que los estados no tenían otra solución que intervenir y han pagado lo peor de las circunstancias", apuntó durante la clausura del curso sobre perspectivas económicas, organizado por la APIE y el BBVA en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).


Aríztegui matizó que en el mundo financiero "se vive la impresión de que el colapso no ha venido", ya que los indicadores son "claramente mejores", y aunque "sigue habiendo problemas, la situación ha mejorado".

Respecto a la nueva normativa sobre provisiones bancarias, Aríztegui explicó que continúa en revisión, y que el resultado final será "conservador y prudente", en línea con la actuación de la institución y dada la dificultad que contiene el cálculo de los activos del entidades financieras.