El Banco de España indica que la actividad económica de España se contrajo en el primer trimestre un 0,4% respecto al último de 2011.

El Banco de España contempla en su boletín económico del mes de abril una contracción de la economía española peor de la prevista. En concreto, el BdE afirma que la economía nacional se contrajo un 0,4%, frente al 0,3% previsto, en los primeros tres meses del año. Se trata del peor registro desde el segundo trimestre de 2009.

Entre octubre y diciembre, el producto interior bruto (PIB) retrocedió el 0,3%. "En términos interanuales, el PIB retrocedió [hasta marzo], tras siete trimestres consecutivos de subidas, situándose la tasa en el –0,5% (0,3% en el período anterior)", según el BdE. Los datos definitviso los dará a conocer el Instituto Nacional de Estadística en una semana.

El organismo destaca que el ritmo de caída de la demanda interna (de 0,9 puntos porcentuales) se atenuó, mientras que la externa, aunque fue positiva (0,6 puntos porcentuales), también menguó su aportación.

En este sentido, el Banco de España advierte de que el mantenimiento del dinamismo de la demanda exterior neta resulta vital en las presentes circunstancias, "por lo que es preciso profundizar las ganancias de competitividad mediante todos los instrumentos de política económica disponibles".

Según Álvaro Blasco, director de análisis de Atlas Capital, "normalmente, la cifra que maneja el Banco de España suele ser la definitiva, lo que mostraría una peor situación de nuestro país