Las caídas vuelven a llegar de la mano de los pesos pesados. Esta vez son BBVA y Telefónica los causantes de que el Ibex35 cede un 0.7% en la apertura, hasta los 10.811 puntos.  Una penalización que supera al de resto de plazas europeas en una sesión en la que el euro desciende hasta los 1.3943 dólares.

De nuevo a cuesta con los 11.800 puntos. El selectivo de la bolsa española comienza la sesión con caídas del 0.7% que le llevan a los 11.811 puntos. Una penalización que llega de la mano de dos  grandes pesos pesados: Telefónica y BBVA. La operadora desciende un 1.4% y cotiza en los 19.11 euros en los primeros minutos de negociación. Por su parte, BBVA supera el punto porcentual de caída el día que ha confirmado conversaciones para la adquisición de una participación en  la entidad  turca Turkiye Waranty, tal y como especulaba la prensa.

Su homóloga cántabra cotiza entre dos aguas y lleva a su cotización hasta los 9.62 euros.Iberdrola recorta un 0.36% y marca los 5.36 euros. El broker de BBVA ha elevado hasta los 6.55 euros el precio objetivo de la eléctrica. Repsol cotiza con un descuento del 0.69%.

En terreno positivo Ebro Foods  se corona líder de una jornada en la que ha anunciado que estaría negociando la compra de Sunrice por 600 millones de dólares australianos, cerca de 425 millones de euros.  La compañía de alimentación se anota subidas superiores al 2%. El mismo porcentaje al que eleva OHL su cotización después de que BBVA haya elevado hasta los 24 euros el precio objetivo de la compañía pues "la cotización no refleja el valor actual de la compañía en el mercado latinoamericano".