Tal y como ha informado la entidad a la CNMV, en la operación se traspasará el negocio inmobiliario adjudicado con valor bruto contable de 13.000 millones de euros así como activos y empleados necesarios para la gestión del negocio de forma autónoma. A efectos del acuerdo con Cerberus se valora el conjunto del negocio en 5.000 millones.

Teniendo en cuenta esta  valoración y, asumiendo que aportan a la sociedad todos los negocios inmobiliarios adjudicados (REOs)  a 29 de junio, la venta de este 80% de las acciones ascendería a 4.000 millones de euros aunque el precio finalmente pagado estará determinado por el volumen de REOs aportados. En la fecha de cierre, las partes suscribirán un pacto de accionistas en la sociedad que incluirá los derechos de protección de minoritario habituales de este tipo de joint ventures a favor de BBVA.

Por último, BBVA ha suscrito un acuerdo con la sociedad Haya Real State S.L.U – del grupo Cerberus – para que ésta preste en exclusiva servicios de “servicing” inmobiliario de la cartera inmobiliaria dela que esa titular BBVA una vez se haya ejecutado la operación. Acuerdo que se espera que se cierre en la segunda mitad del próximo año, en 2018, y una vez conocido el volumen de REOs se podrá determinar el impacto definitivo en el beneficio atribuido del grupo así como el impacto en el CET 1, que se estima ligeramente positivo.