BBVA redujo en el primer semestre su beneficio neto un 7,9%, a 3.108 millones, debido a una provisión extraordinaria de 329 millones destinada al proceso de prejubilaciones en España y Portugal. Sin incluir las plusvalías extraordinarias (de 180 millones este año y 750 millones hace un año), el beneficio atribuido aumentó un 11,6% hasta 2.928 millones de euros. El año pasado el grupo anotó ganancias extraordinarias por la venta de participación en Iberdrola e inmuebles, mientras que este año los 509 millones de euros de plusvalías obtenidos con la venta de la participación en Bradesco se vieron contrarrestados parcialmente por las mencionadas prejubilaciones. La tasa de morosidad del banco se ha incrementado en el primer semestre hasta alcanzar el 1,15% frente al 0,86% de hace un año.
Por su parte, el margen de explotación sin singulares subió un 12,8%, hasta 5.495 millones de euros, y con singulares aumentó un 8,8% hasta 6.222 millones. El margen de intermediación, palanca de crecimiento de los resultados según el banco, creció el 23,2%, a 5.685 millones de euros. La tasa de morosidad se situó en el 1,15%, frente al 0,86% de hace un año y el 0,89% de finales de 2007. Ratios del grupo En cuanto a los ratios de capital del grupo, el Tier 1 se situó en el 7,7%, por encima del 7,3% a finales de diciembre de 2007, mientras que el core capital fue del 6,3%, también superior al 5,8% de finales del año pasado. Los recursos de clientes en balance aumentaron un 6,4%, hasta 345.327 millones, mientras que los créditos a la clientela subieron un 16% hasta 331.204 millones de euros. El ratio de eficiencia (relación entre los costes y los ingresos) se redujo pasando del 35,2% de hace un año al 36,2% en el primer semestre de 2008. El grupo indica que las pérdidas por deterioro de activos fueron de 1.185 millones de euros, frente a los 881 millones de euros del ejercicio anterior, con unas dotaciones a provisiones de 136 millones, frente a los 169 millones de hace un año. Los ingresos generados por comisiones netas se elevaron hasta 2.359 millones, un 3,2% más respecto al mismo periodo de 2007. Los créditos a la clientela crecieron un 16%, hasta los 331.204 millones de euros, mientras que los recursos de clientes en balance alcanzaron los 345.327 millones, un 6,4% más.