La construcción de nuevas viviendas en EEUU cayó en agosto un 5%, lo que supone su mayor caída desde abril. Los permisos para el inicio de nuevas viviendas, en cambio, aumentó un 3,2%.

Las cifras publicadas por el Departamento de Comercio rebajan la construcción de viviendas hasta las 571.000 unidades, en tasa anualizada. El descenso, del 5%, es el mayor desde abril, y supera el 1,5% que habían anticipado los analistas consultados por Reuters.