La mayor química del mundo rebota un 6,27% en bolsa tras publicar que en el tercer trimestre una caída de su beneficio del 20% que, sin embargo, superó la previsiones, y una mejora del 19% en su facturación que también se situó por encima de los augurios de los analistas. Estas mejoras se produjeron, según la compañía, gracias al recorte de costes, su crecimiento en Asia y la integración de Ciba, que se está produciendo más rápido de lo previsto.