Una ventanilla de liquidez de dinero a tres meses. Es es anuncio que han hecho público los principales bancos centrales - BCE, FED, BoJ, BoE y SNB - y que ha provocado subidas de más del 20% en algunas entidades europeas.

Un anuncio breve pero que ha servido de revulsivo a los mercados, especialmente a un sector financiero que en las últimas sesiones venía descontando la falta de liquidez y de visibilidad, vinculado sobre todo al tema griego. Unos temores a los que ha hecho frente el BCE al anunciar - junto a la Reserva Federal, Banco de Japón, Banco Central de Suiza y Banco de Inglaterra- una acción coordinada para abrir ventanillas de liquidez  de dinero a  tres meses. Una operación que ya hizo a principios de año, cuando Grecia fue rescatada, y que "hará que cuadre el balance de las entidades a final de año", reconoce Ignacio Cantos, director de análisis de Atlas Capital

Javier Flores, analista de Dracon Partners EAFI admite que esto es positivo pues "durante las últimas semanas se hablaba de dificultades por parte de algunos bancos, especialmente franceses, para financiarse en dólares".  Cantos  reconoce que esta decisión demuestra que efectivamente "había dificultades de financiación".  ¿Pero esto es pan para hoy y hambre para mañana? Marc Ribes, director de Activo Trade en Madrid  reconoce que más allá de las políticas convencionales de subir o bajar tipos, los bancos centrale tienen que apoyar a los agentes económicos. La crisis es muy grave y tienen que tomar medidas para evitar consecuencias peores “sin dejar de lado que lo que preocupa es Grecia”.

Una vez conocida la noticia, las entidades han comenzado a sumar posiciones, especialmente las francesas (las que más sufrieron durante las últimas jornadas). BNP Paribas supera el 20% de revalorización en tanto que SG supera el 13% de subida. Y con ellos, bancos alemanes, italianos y españoles. En concreto, Banco Santander y BBVA suben más del 7%-.



Sin embargo, los expertos recomiendan cautela pues el tema de fondo - Grecia- siguen ahí "nada nuevo se ha dicho con lo que no me extrañaría  que pasada esta euforia, volvieran los temores y los recortes", reconoce Cantos.