Suele estar en todas las apuestas para empresas de pequeña capitalización y así ha sido. Cierra semestre con un beneficio neto atribuible de 7,85 millones de euros, lo que supone un 2,41% más que el mismo periodo del año anterior.

Según ha informado el grupo bodeguero a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), su facturación se redujo un 3,97 % entre enero y junio, hasta los 37,2 millones de euros, frente a un volumen de negocio de 38,79, registrado al cierre del primer semestre de 2010.

La compañía ha matizado que, en el segundo trimestre del ejercicio se registró una recuperación de las ventas, con una mejora en el mercado interior y un importante crecimiento de la exportación, que no ha compensado la caída de los primeros meses de 2011. En cuanto a los resultados operativos, la compañía reduce en los seis primeros meses del ejercicio su Ebitda (resultado bruto de explotación) un 3 %, hasta los 15,18 millones de euros, y el Ebit (resultado neto) cayó un 2,3 %, hasta los 9,79 millones de euros.