Barclays Bank ha sido obligado a reconocer que tan sólo pago 113 millones de libras en impuestos corporativos en 2009, el mismo año en el que alcanzó una cifra récord en sus beneficios, en concreto 11,600 millones de libras de beneficios.

Según publica el Guardian.co.uk, esta revelación, que ha sorprendido a la clase política y a la agencia tributaria británica, se ha conocido en la víspera de un día de protestas ya programadas contra los grandes bancos en el Reino Unido por UK Uncut, un grupo formado hace cinco meses que se opone a los recortes del gobierno y a la evasión de impuestos corporativos.

El laborista MP Chika Umunna, quién presionó al jefe ejecutivo de Barclays Bob Diamond para que revelara los impuestos que paga el banco, describió la cifra -que se sitúa en el 1% de los beneficios- como "impactante".

El actual impuesto corporativo británico se sitúa en el 28%. Max Lawson, perteneciente a la campaña de Robin Hood ha comentado "esto es una muestra de que los bancos viven en un universo paralelo al resto de nosotros, pagando miles de millones en bonus y sin ningún interés en pagar impuestos".