A un día de que los resultados de test de estrés vean la luz, desde Bankinter lo tienen claro: “seremos capaces de superarlos”. Y es que, en una jornada en la que la entidad ha presentado al mercado una reducción de su beneficio del 24,13% durante el primer semestre del año, David Pérez Renovales, director de riesgos y finanzas de Bankinter, ha destacado que “el perfil de riesgo del banco es muy moderado y cuya probabilidad de pérdidas sobre los activos es muy inferior a la media del sector y cuentan con un colchón superior a 3.000 millones de euros para afrontar cualquier situación de estrés, por extrema que sea”.
Poco falta para que los resultados de los test de estrés se den a conocer y mucho se ha hablado sobre si las entidades será o no capaces de superar estas pruebas. Desde Bankinter están tranquilos. Y así lo asegura, David Pérez Renovales, director de riesgos y finanzas de Bankinter, quien declara que el banco superará las pruebas puesto que “tiene un perfil de riesgo muy moderado, tiene solvencia y además tiene una probabilidad de pérdidas sobre los activos muy inferior a la media del sector”. Y a esta menor probabilidad de que se produzcan pérdidas inesperadas “hay que añadir que gozamos de un colchón de solvencia más que suficiente para cubrir casos extremos”.

Pero las razones que lleven a Bankinter a pasar las pruebas son más. “En el banco no hemos hecho uso de las plusvalías de inversiones en otros negocios como sí han hecho en otras entidades; tenemos una de las tasas de cobertura del riego más altas del sector y un montón de plusvalías en el balance sin tocar”. Todo ello -continúa- “hace que tengamos un colchón superior a los 3.000 millones de euros que nos permitirla afrontar cualquier situación de estrés por extrema que esta sea”.

“Estamos muy tranquilos porque el ejercicio forzosamente tiene que salir bien para Bankinter”. No obstante, Renovales reconoce que “las pruebas al ser realizadas de forma homogénea para 91 bancos, seguramente no tengan en cuenta las particularidad de cada banco en particular y no entre a detallar todas las fortalezas de Bankinter, pero nosotros tenemos que salir bien”.

Bankinter rinde hoy cuentas al mercado y lo hace con un descenso del beneficio del 24,13% hasta el mes de junio hasta ganar 105,21 millones de euros. Desde la entidad, Renovales, destaca la calidad de los resultados dentro de un contexto difícil para el sector. “La generación de ingresos permanece bastante estable, hemos sido capaces de compensar un efecto coyuntural de caída fuerte del margen de intermediación si se compensa con el año anterior”, apunta. Y es que “el conjunto de los ingresos generado por el grupo es muy estable, sólo cae el 1%”. Además, desde el banco reconocen que se ha hecho “un esfuerzo muy grande en la rebaja de los costes, sobre todo de gestión, lo que ha permitido dotar de provisiones para reforzar la solvencia y la solidez del balance del banco”. Además -continúa- “incrementamos la tasa de cobertura respeto al año anterior y creemos que muy pocos bancos van a poder decir lo mismo”.

Sin duda, una de las referencias a destacara de esta publicación de resultados ha sido la tasa de morosidad puesto que de un año para acá ha crecido “como no puede ser de otra manera” pero en los últimos trimestres se ha visto cómo esta tasa se ha ralentizando, el crecimiento es cada vez menos”. Algo, explica Renovales, que es “muy buena noticia” y que encuentra su razón de ser en dos aspectos fundamentales: “la gestión de la morosidad puesto que se han puesto muchos medios para gestionar la morosidad y también a recuperar créditos morosidad y, en segundo lugar se ha crecido en inversión crediticia del 5%, lo que significa que además estamos creciendo en inversión en los segmentos estratégicos del banco en empresas y familias del segmento medio y medio alto”. Pero además, el director de finanzas y riesgo de Bankinter destaca que “se está creciendo en hipotecas compuestas de una calidad crediticia de los clientes cada vez más alta”. Es por ello que “podemos decir que mantenemos la tasa de morosidad bajo control y, además, estamos creciendo en inversión crediticia que en un entorno como el actual es muy difícil y es muy buena noticia para un banco”.

Respecto a Línea directa, Renovales destaca que se trata de un negocio “absolutamente satisfechos ya que está cumpliendo todas las expectativas”. Y es que -continúa- “creemos que es la única compañía del sector del automóvil que consigue crecer en clientes, pólizas y primas, lo cual es sorprendente para la competencia que hay”. “Aporta al grupo una diversificación de resultados muy sana en estos momentos porque no dependemos de las dificultades del negocio financiero puro: sometido a los avatares de la morosidad pero al mayor coste de financiación, la guerra de depósitos. La aportación de Línea directa está dando una estabilidad muy sana”, reconoce.

Ya en la pasa presentación de resultados lo aseguraron: Bankinter no desaprovechará ninguna oportunidad de compra que surja dentro del sector. El motivo lo explica Renovales: “al tener una mejor posición de partida que otras entidades estamos en condiciones de aprovechar oportunidades si se presentan, pero esto no significa comprar cualquier cosa”. Significa -continúa- “comprar cosas que encajen con nuestra estrategia y posición del banco y creen valor a los accionistas y donde Bankinter pueda aportar su capacidad para genera mas valor sobre ellas”.

Entre los objetivos del banco se encuentra el “seguir apostando por las oportunidades de negocio que se puedan presentar en el negocio de clientes, vamos a seguir apoyando a las empresas y familias en sus proyectos”. Pero también vamos a seguir gestionando el riesgo al frente de la morosidad y buscando aportar más solvencia al banco. Los pilares de Bankinter son muy claros: capacidad de gestión de clientes, de generar resultados recurrentes y una calidad de activos excepcional.