Bankinter ha colocado con éxito entre inversores institucionales internacionales, la primera emisión de deuda subordinada que pone en marcha un banco español en el mercado mayorista desde que estalló la crisis financiera, reabriendo así un mercado que llevaba cerrado desde hace ahora casi dos años.