El PIB de Estados Unidos será mayor que el que espera Wall Street "a medida que surge crecimiento de una multitud de fuentes", señala BofA-Merrill, que aumenta su estimación a una tasa de crecimiento promedio del 2,7% frente al trimestre previo, comparado con el 1,4% previo y muy por encima del consenso del 1,3%. BofA-Merrill afirma que los gastos de los consumidores se beneficiarán de dos programas de estímulo: Los US$250 por receptor de beneficios de seguridad social entregados en mayo, además del programa de "efectivo por (vehículos) anticuados" que se iniciará en agosto. La firma prevé además que una estabilización de la construcción de viviendas y unas ventas de viviendas ligeramente positivas en el segundo semestre, mayores ingresos por exportaciones como resultado de un sólido crecimiento internacional y la acumulación de inventarios en el segundo semestre del 2009 den un impulso a la lectura principal del PIB.