Por su parte, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha indicado que "los acuerdos alcanzados entre 27 países importantes del mundo son esenciales, ya que establecen los nuevos estándares para la regulación bancaria y la supervisión a un nivel global".

Nout Wellink, presidente del Comité de Basilea y Gobernador del Banco de Holanda, ha destacado que "los bancos centrales y los supervisores han respondido a la crisis fortaleciendo la regulación de prudencia microeconómica, en concreto las bases de Basilea II".

Wellink ha añadido que las entidades monetarias quieren introducir también una regulación de prudencia macroeconómica, que incluya un amortiguador de capital contra cíclico, así como pasos prácticos para identificar los riesgos de bancos interconectados.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.
Los acuerdos logrados prevén medidas claves para fortalecer la regulación del sector bancario, como incrementar la calidad, consistencia y transparencia del capital propio Tier 1.

La forma predominante de capital Tier 1 deben ser acciones ordinarias y beneficios retenidos.

Ahora, los supervisores quieren introducir un ratio de apalancamiento de forma armonizada internacionalmente, así como un estándar global mínimo para fondos de liquidez.. El Comité de Basilea presentará propuestas concretas sobre estas medidas a finales de este año.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí