Banco Santander pierde 9.048 millones hasta septiembre aunque mantendrá dividendo en efectivo

 

La cotización de Banco Santander, ha llegado a estar a la cabeza del Ibex 35 

La cotización de Banco Santander ha registrado una sesión realmente interesante. Tras publicar sus resultados, la acción ha llegado a subir más del 4% (haciendo máximos de la sesión en los 1,81 euros) aunque poco antes de la apertura de Wall Street se ha girado y poco antes del cierre, la compañía cotiza en negativo, cede algo más del 1% y se mueve en los 1,706 euros. 

Una cotización que aleja el escenario alcista planteado en caso de "confirmarse un cierre de sesión por encima de los 1,776 euros por acción, en cuyo caso la cotización de Banco Santander reactivaría la secuencia de máximos y mínimos crecientes que parte desde sus actuales mínimos anuales proyectados en los 1,5020 euros por acción", dice José Antonio González, analista de Estrategias de inversión (Ver más...) . En este sentido, el precio de Santander confirmaría la ruptura alcista de su proceso de canalización bajista de medio plazo, originado desde los máximos del mes de JUN20 proyectados en los 2,60 euros por acción.

 

Análisis técnico de Banco Santander

 

Un aspecto técnico que viene después de conocer que el beneficio atribuido en el tercer trimestre estanco de Banco Santander fue de 1.750 millones de euros, un 249% más que en el mismo periodo del año anterior con motivo de un ajuste del fondo de comercio y otros cargos en 2019.  El aumento intertrimestral de los ingresos y el control de costes llevaron el margen neto a 17.879 millones de euros en los primeros nueve meses del año, un 3% más en euros constantes.

Sin embargo, la entidad se anotó pérdidas de 9.048 millones de euros en los nueve primeros meses del año después de haber conseguido un beneficio de 1.750 millones de euros desde julio a septiembre, según ha comunicado este martes la entidad al supervisor del mercado español, la CNMV. Este recorte del resultado neto se debe al impacto negativo de la covid-19 y a las dotaciones y el deterioro del fondo de comercio. Sin extraordinarios la entidad cántabra habría ganado 3.658 millones de euros. 

 

Banco Santander. Resultados ordinarios

 

Santander registró el trimestre pasado una actualización del fondo de comercio de sus inversiones históricas y de los activos fiscales diferidos (DTAs), lo que generó un cargo extraordinario sin efecto en caja de 12.600 millones de euros. En los nueve primeros meses del año, da lugar a una pérdida atribuida de 9.048 millones de euros, que no afecta a la posición de liquidez ni de solvencia. 

El margen de intereses y los ingresos de clientes se mantuvieron estables en 23.975 millones y 31.534 millones de euros, respectivamente, gracias al buen comportamiento trimestral en todas las regiones. Esto, unido al control de costes, permitió un crecimiento del margen neto del 3%, hasta 17.879 millones de euros.

Los ingresos en los primeros nueve meses del año alcanzaron los 33.605 millones de euros, en línea con los del mismo periodo de 2019 en euros constantes, pese al difícil entorno.  Casi la mitad de las ventas, el 44%, se realizaron por canales digitales durante al año, frente al 36% en 2019.  El crédito creció con fuerza en todos los mercados principales (+5% en euros constantes), especialmente en Sudamérica (+17%) y Norteamérica (+6%), mientras que los depósitos aumentaron un 9%.

La colaboración entre las filiales de Estados Unidos y México llevó a un aumento de los ingresos del corredor comercial en Santander CIB (+29%) y banca comercial (+30%). Los planes de eficiencia del banco avanzan más rápido de lo previsto, con una reducción de costes superior al 2% en euros constantes. En los nueve primeros meses del año, la región de Europa ha logrado unas sinergias de costes de 500 millones de euros, una cifra por encima del objetivo para todo 2020, que se suman a los 200 millones de 2019.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

De este modo, Santander habrá cumplido a finales de año y antes de lo previsto el objetivo de ahorro de costes de 1.000 millones de euros en Europa que anunció en 2019. La entidad espera reducir los costes por valor de otros 1.000 millones de euros en los próximos dos años en Europa.

Santander mantiene el pago en efectivo a sus accionistas 

Santander ha seguido generando capital de manera orgánica, lo que le ha permitido sumar 14 puntos básicos de capital CET1 hasta situarlo en el 11,98%, es decir, en la parte alta del objetivo del 11-12%. En el año, Santander ha reservado 19 puntos básicos (pb) de capital, de los que 13 pbcorresponden al tercer trimestre, para un pago en efectivo a sus accionistas en 2021, sujeto, entre otras condiciones, a las aprobaciones regulatorias y de la junta de accionistas.

A lo largo de estos meses, Santander ha concedido moratorias a hipotecas y otro tipo de préstamos por más de 114.000 millones de euros, alrededor de un 13% de su cartera crediticia. A 30 de septiembre 2020, el 66% de estas moratorias habían expirado, con sólo un 2% por ciento en fase 3 (es decir, dudosos), lo que da al banco una mayor visibilidad del impacto.

La ratio de morosidad cayó 32 puntos básicos (pb), hasta el 3,15%, mientras que la ratio de cobertura se incrementó al 76%. El coste del crédito, es decir, lo que el banco provisiona en función de la pérdida esperada de la cartera, se incrementó en 27 puntos básicos en el año, hasta el 1,27%, por el aumento de las provisiones, que crecieron un 58%, hasta 9.562 millones de euros, por el impacto de la crisis. El banco ha mejorado la previsión de su coste del crédito en 2020 hasta aproximadamente un 1,3%, frente a la previsión anterior de 1,4-1,5%, debido a las tendencias positivas observadas en el comportamiento de los clientes y a las mejores previsiones macro. Estas mejores perspectivas, unidas al sólido control de costes, llevan al banco a prever un beneficio ordinario  e alrededor de 5.000 millones de euros para el conjunto del año.

La calidad crediticia se mantuvo sólida, con una reducción en la tasa de mora de 32 puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 3,15%. El 66% de las moratorias ya expiraron y solo el 2% está en fase 3 (es decir, dudosos). Santander ha mejorado su previsión sobre el coste del crédito, hasta el 1,3% para el conjunto de 2020, frente al 1,4-1,5% indicado anteriormente.

Teniendo en cuenta las perspectivas del FMI y de la OCDE, el coste del crédito se mantendrá estable o tenderá a la baja en 2021. Gracias a esto, el avance en la digitalización y una mayor reducción de costes, la entidad obtendría en 2021 un retorno sobre el capital tangible (RoTE) ordinario en línea con el coste de capital.

PREVISIONES DE BANCO SANTANDER

Se espera un crecimiento del margen de intereses en euros constantes por los mayores volumenes de crédito (principalmente en América), una mejora de los precios de los activos y unos menores costes de financiación, que compensarán los bajos tipos de interés. La diversificación que  tiene el grupo en términos de negocio le permitirá mantener la calidad de los ingresos, con las actividades de banca de inversión (Santander CIB) y seguros como elementos clave para el crecimiento de los ingresos por comisiones.

Durante el trimestre, el banco anunció avances en su ambición de crear ‘One Santander’, con mayores sinergias en los mercados en los que opera y apalancándose en las fortalezas colectivas del grupo. La entidad también se está apoyando en la solidez de sus activos para sacar partido al potencial del desarrollo conjunto entre Santander Consumer Finance y Openbank. Además, se ha diseñado la integración de los negocios más disruptivos del grupo en una compañía que se convertirá en una de las fintechs no cotizadas más grandes del mundo. Esta sociedad se construirá sobre la experiencia de Getnet, que ofrece pagos a comercios, OneTrade y Ebury, para ayudar a las compañías a internacionalizarse, y servicios abiertos bancarios y de pagos, como Superdigital, la plataforma de inclusión financiera con presencia en cinco mercados de Latinoamérica.

Estos cambios estructurales mejorarán la experiencia de usuario y crearán potencial suficiente para un crecimiento rentable, al tiempo que apoyarán la consecución de la mencionada reducción de costes de 1.000 millones de euros en dos años (2021/22).

 

¿Qué piensan los analistas sobre los resultados de Banco Santander?

Nuria Álvarez, analista de Renta 4 asegura que "los resultados 3T20 han superado las estimaciones vs estimaciones de Renta 4 en un +1% en margen de intereses, +4% en margen bruto, +9% en margen neto y +58% en beneficio neto. En comparativa con el consenso han superado en un +1,4% en margen de intereses, +5% en margen bruto, +9% en margen neto y +95% en beneficio neto". En conjunto, el margen de intereses del Grupo (+4,5% 3T20/2T20) se ve apoyado por la reducción del coste de financiación y la gestión de precios que permiten compensar en parte la presión por el lado de la rentabilidad del activo. Asimismo, cabe destacar el buen comportamiento de los volúmenes con un crecimiento del crédito bruto del +5% i.a. sin el efecto del tipo de cambio, donde se hace más evidente en Brasil +20% i.a.9M20 (-18% i.a con efecto divisa). Por áreas geográficas destacamos en España la recuperación trimestral del margen de intereses +11% y de las comisiones netas +5% vs 2T20.

Desde la entidad destacan de los resultados: 

  • Mejoran guía de coste de riesgo para 2020, donde esperan cerrar el año en torno a 1,3% vs guía anterior de 1,4%-1,5%,
  • Estiman finalizar 2020 con un beneficio neto c. 5.000 millones de euros (vs 4.205 millones de euros (estimación Renta 4) y 3.400 millones de euros consenso),
  • Estiman alcanzar en 2021 un ROE recurrente (vs 5,3% en 9M20), y
  • Esperan alcanzar un ahorro de costes adicionales de 1.000 millones de euros netos en Europa entre 2021 y 2022.

"Esperamos reacción positiva del valor recogiendo un mejor comportamiento de los ingresos vs esperado así como la mejora de la guía del coste de riesgo para 2020. Mantener con precio objetivo de  2,32 euros por acción". 

 

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí