Banco Santander tiene previsto aprobar hoy la fusión con Banesto, con la que Emilio Botín espera mejorar su beneficio atribuido en 434 millones en tres años.

Banco Santander calcula que los ingresos mejorarán en 100 millones de euros en tres años y que el impacto en el beneficio neto (antes de minoritarios) será de 380 millones de euros, con una variación del 3,4%.

Las sinergias totales esperadas serán de 520 millones de euros, 100 en ingresos y 420 en costes. En concreto, pretenden ahorrar 30 millones de euros en tecnología, 69 en inmuebles, 32 en operaciones, 8 en publicidad y 27 millones de euros en otros gastos.

Con esta operación se pretende cerrar hasta 700 oficinas y fuentes sindicales calculan que los recortes de plantilla afectarán a unos 3.000 empleados de Banesto. Hoy Banco Santander también se sentará a tratar la fusión con los sindicatos. Santander señala que la optimización de la red supondrá una reducción en el número de empleados, que se hará "de manera progresiva y sin medidas traumáticas" mediante la recolocación en otras unidades del grupo Santander tanto en España como en el extranjero, la rotación natural de plantillas y las bajas incentivadas.