El Banco de Japón dejo el miércoles sin cambios los tipos de interés en el 0,1% y mantuvo inalterada su perspectiva para la economía y los precios respecto al informe de abril, pero amplió las medidas de liquidez temporales para favorecer la financiación empresarial, señal de la fragilidad de la economía nipona.  Las últimas cifras de la economía japonesa están en línea con las expectativas del Banco de Japón, con lo que el consejo apenas varió significativamente sus previsiones. La estimación media del consejo del Producto Interior Bruto real para el próximo año fiscal fue revisada a la baja a una caída del 3,4%, frente a la contracción del 3,1% prevista en abril. La proyección para el Índice de Precios de Consumo subyacente fue mejorada a una caída del 1,3% frente al descenso del 1,5%.