El Banco de Japón no intervendrá en el mercado de divisas para frenar la escalada del yen, que se encuentra en máximos de 14 años. Ante los rumores de que la autoridad monetaria nipona saldría en ayuda de su modena, el viceministro de Finanzas, Yoshihiko Noda, ha señalado que no estamos considerando una intervención ahora mismo, tal como recoge Capital Bolsa.