El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, mantiene que la economía española podrá crecer el año que viene "en el entorno del 3%", aunque matiza que esta proyección se cumplirá siempre que el episodio de turbulencias financieras tenga una "duración limitada". En su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Senado, Fernández Ordóñez ha señalado que el año que viene cabe esperar que continúe la "desaceleración gradual" del precio de la vivienda y un "ajuste de la demanda" en el mercado inmobiliario. Además, ha añadido que es "difícil" que se mantengan los niveles actuales de inversión empresarial y en construcción.