La tasa de morosidad del sistema financiero hace un alto en el camino. Después de varios meses de subidas consecutivas, en junio echa el freno con un descenso del 0,16% hasta situarse en la cota del 5,35% respecto a los niveles alcanzamos en mayo. No obstante, la tasa de mora sigue siendo la más alta de los últimos 14 años.
La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito (EFC) a particulares y empresas hizo un alto en el camino después de varios meses de alzas consecutivas. Y es que la tasa de mora del sector cerró el mes de junio en la cota del 5,35%, lo que supone un recorte de 0,16 puntos respecto al nivel de mayo, aunque continúa siendo la más alta desde abril de 1996, según datos del Banco de España.

Los créditos dudosos alcanzaron en junio los 98.906 millones de euros, lo que supone un descenso de más de 2.000 millones de euros respecto a mayo, aunque eleva en más de 13.000 millones los créditos dudosos registrados hace un año. Los créditos totales concedidos hasta junio alcanzaron 1,85 billones de euros, lo que supone una subida del 1,6% respecto a mayo, pero una caída del 0,5% respecto a los concedidos hace un año.