El número de pasajeros en los aeropuertos británicos de BAA, filial de Ferrovial bajó un 10,9% en diciembre.
En comparación con diciembre de 2009, BAA informó que los pasajeros en el aeropuerto de Heathrow cayó un 9,5%. El coste para BAA de las alteraciones causadas en diciembre por el mal tiempo en Reino Unido se estima en 24 millones de libras.